fbpx
La ÚltimaNoticiasslider

La vez que Dave Matthews arrojó “desechos fecales” a los pasajeros de un crucero

dave-matthews-band-crucero-chicago-popo-historia-lacarteleramx

A pesar de que un fan siempre quiere estar lo más cerca posible de su ídolo, esta historia llegó muy lejos. Hoy, hace 19 años, la banda Dave Matthews arrojó poco más de 300 kilos de heces fecales a los pasajeros de un crucero en Chicago

google.com, pub-2323496160139663, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Todo ocurrió, un 8 de agosto pero de 2004, ese día se cruzaba con el tour que ofrecían los Dave Matthews Band por el territorio de Estados Unidos, específicamente por la ciudad de Chicago

Échale Ojo ➡️ El Global Ska Fest se rinde ante sus fans en el Pepsi Center

Allí pasaba el camión de tours de la banda, cuando el encargado de la limpieza decidió arrojar 800 libras de heces fecales (popo pues) a los pasajeros de un crucero que transitaba por el Río Chicago

De acuerdo a las declaraciones de un reportero, que viralizó la historia en 2004, encima de los pasajeros cayó una sustancia líquida asquerosa, cálida y horrible. Posteriormente los mismos tripulantes comenzaron una trifulca dentro del crucero. 

dave-matthews-band-crucero-chicago-popo-historia-2-lacarteleramx

Luego de este acontecimiento, el conductor del autobús de Dave Matthews admitió que arrojó basura al cruzar el puente del Río Chicago, acción por la que tuvo que pagar una multa, además de un año y medio de libertad condicional. 

Camión de Dave Matthews arroja popis ¿pero qué hicieron después? 

Un año después de que se arrojara la popis a los pasajeros del crucero, Dave Matthews donó un total de 50 mil dólares al Distrito de Parques de Chicago para comenzar el proceso de curación de lo acontecido. 

Una vez que eso ocurrió, y ante el hecho tan particular, los habitantes de Chicago y las personas que estaban dentro del crucero, decidieron colocar un letrero “en memoria” de lo ocurrido

En agosto de 2004, en este mismo lugar, un autobús turístico de DMB arrojó 800 libras de caca sobre algunas personas. se leía en los carteles. 

A casi dos décadas de que esto ocurriera, los habitantes de Chicago aún recuerdan lo ocurrido aquel 2004. Algunos lo toman a gracia, otros más lo toman con mucha más seriedad

Leave a Response