fbpx
ConciertosReseñas

Una Mágica y Espectacular Autoterapia: IZAL en su primer Lunario

El Lunario del Auditorio Nacional sería el lugar en el que se congregarían aproximadamente 1000 almas para corear, gritar y aplaudir a la banda madrileña IZAL. El motivo de esta visita al país es para darle promoción a su más reciente material discográfico «Autoterapia» además de dar otros shows en algunos estados más.

Apenas se ocultaba el sol, eran casi las 8:00 de la noche cuando por fin se dio el acceso a todas las personas que llevaban horas esperando que permitieran la entrada a lo que sería el inicio de una noche sumamente especial como esta. Los asistentes tal vez no formaban el tumulto enorme que causaría cualquier otra banda internacional pero se podía notar algo en el ambiente, ellos estaban totalmente entregados a los músicos españoles y eso se pudo notar de principio a fin.

La mayoría del público ya estaba adentro y algunos más seguían ingresando casi a la hora de inicio. A las 8:50 en punto salió al escenario la banda encargada de dar inicio al concierto (no me gusta utilizar el término «telonero» ya que estas bandas suelen dar grandes sorpresas y al usar ese concepto aseguras que va a ser un grupo del montón). Oh’laville demostró que puede dar un show de una gran calidad.

Desde la primer canción derramaron una energía que se contagió fácilmente, a pesar de no ser tan conocidos en México, el público se rindió ante ellos en todo momento. La banda colombiana escogió esta especial ocasión para dar inicio a la gira que lleva por nombre Primitivos, habrá que estar pendientes de sus pasos, sin duda estos jóvenes tienen el potencial para llegar a algo grande.

Pasaban las 21:25 cuando se apagaron las luces, la gente sabía que ocurría, sin esperar un momento comenzaron a gritar, IZAL ya estaba sobre el escenario y la «Autoterapia» quedaba inaugurada. Fue un inicio repleto de euforia, esta sensación se incrementó cuando empezó a sonar una de las canciones más especiales de la banda, era «Copacabana» la encargada de encender y unir a todas las voces en el recinto, al ver este espectacular e inesperado recibimiento por parte de México los españoles no pudieron hacer otra cosa más que dar un gran agradecimiento.

«Pausa», «Pequeña Gran Revolución» y «Despedida» fueron las encargadas de poner los sentimientos a flor de piel, no solo para los espectadores, la misma banda demostró todas las emociones que contienen estos temas y no dudaron en demostrarlo. La segunda mitad del show comenzó con «Tóxica», de nuevo fue un total derroche de energía, conforme avanzaba la noche, los fans se veían más y más emocionados con el transcurrir de los minutos.

Esta fue la cuarta ocasión que visitan México y no podían dejar pasar la oportunidad de hacer una encuesta rápida para saber que personas han seguido al proyecto por un largo tiempo, la respuesta fue impresionante. Esto solo fue un pretexto para pagar un tema que le debían al público mexicano desde sus primeras visitas, «Los Seres Que Me Llenan».

La noche estaba llegando a su fin, ya habían sido tocados temas emblemáticos de la agrupación, tales como «Qué Bien», «Historia de un Hombre…», «Pánico Práctico» y «Magia y Efectos Especiales», mismos que hicieron estremecer al Lunario en todo momento. «Asuntos Delicados» sería la canción que anunciaba el inicio del fin, pero claro, la banda no se podía retirar sin regalarnos un par de temas más.

«La Mujer de Verde» y «El Baile» pusieron a todo mundo a cantar y retozar de alegría, aunque el final estaba cerca no se podían dar el lujo de entristecer cuando se estaba viviendo una completa fiesta dentro del recinto. El momento llegó, una última canción, no podía ser otra, el sencillo mejor recibido y mejor coreado, «El Pozo» sería el encargado de culminar el evento, no sin antes poner a todos a corear y brincar.

Cerca de las 11 de la noche, el espectáculo había concluido. Los integrantes de IZAL se despedían con una enorme sonrisa en el rostro, sonrisa que seguramente se llevarán de vuelta a la madre patria y que devolverán a México en sus próximas visitas porque después de esta noche podemos tener seguro que muy pronto volveremos a saber de ellos.

Satisfacción, felicidad y mucha emoción se podía leer en los rostros de las personas que comenzaban a abandonar el lugar, claro, y cómo no estarlo si habíamos sido testigos de una noche cósmica con una banda que demostró cuanto disfrutan el hacer música para el gozo propio y de los seguidores.

No queda otra cosa que agregar solo un: vuelvan pronto.

Ph Dora Méndez

 

 

 

Leave a Response

Luiska Romero
"Emo en pleno 2021"