fbpx
FestivalesNoticiasReseñasZona Pop

Mix de emociones en el Corona Capital Guadalajara

279views

La segunda edición del Festival Corona Terregal Guadalajara cumplió y superó las expectativas de los casi 60 mil asistentes que se reunieron la tarde y noche de este sábado en el Valle del Estadio Akron en la Perla Tapatía a pesar del tráfico y la tierra.

Y es que sí, el line-up fue digno de un festival de talla internacional y suficiente para que los miles de invitados pasaran casi por alto la terrible organización del evento en el momento de acceso y partida del festival. ¿Qué sucedió? Miles de automóviles haciendo fila de más de una hora para alcanzar el polvoroso valle cuando el festival apenas tenía media hora de haber comenzado.

La rabia de los asistentes se incrementaba a cada metro por cada 5 minutos que sus Uber o rides alcanzaban para aproximarse al remoto venue. Cientos de personas optaron por caminar hasta este punto aunque esto significara una real travesía de más de 4 kilómetros.

Una vez dentro, las sonrisas regresaron a los rostros de los tapatíos y foráneos que felices se dirigían al escenario de interés, los cuales en esta edición como en la anterior, fueron tres.

Por un lado estaba la Carpa Levi’s Tent, un espacio para los amantes de la música electrónica que colocó a personalidades como GG Magree, Classixx Dj Set, Holy Ghost, Chromeo y Dillon Francis.

En el centro del enorme lugar que logró albergar a más de 55 mil personas yacía el Corona Stage, un monstruo musical que recibió mientras aún había sol a Boy Pablo, Of Montreal, White Lies, OMD y más.

Y hasta el lugar más recóndito del valle estaba muy bien posicionado el Kia Stage, el escenario favorito de muchos por su ubicación, visibilidad y sonido que dio tarima durante la tarde a Kimbra, Rhye, Los Goo Goo Dolls (quienes abarrotaron el área para todos los originales y únicos que querían escuchar TODAAAS sus canciones y claro, IRIS) y los fabulosos Yeah Yeah Yeahs, quienes ofrecieron un espectáculo muy fiel al alma showgirl de Karen O.

Al celebrarse en un espacio tan grande, los asistentes percibieron que el lugar estaba “pelón” en cuanto activaciones de patrocinadores, photomoments y decoraciones, sin embargo, la realidad es que sí había muchas actividades por ver y realizar pero las grandes distancias entre escenario y escenario y por ende, de stand a stand, hacían muy complicada la interacción con los mismos.

Durante las estampidas de gente vino tierra, sol, hambre y sed. Si bien es cierto que se colocaron puntos de hidratación en distintas ubicaciones, las largas filas para llegar a ellos y la escasez de agua en determinados momentos hicieron que muchos desistieran de este privilegio.

Cuando caía el sol, Phoenix reventaba el Corona Stage con un bello cielo multicolor y decenas de globos levitando sobre los cuellos quemados de los melómanos.

Al término de esta memorable actuación, el Kia Stage se encendió con impresionantes visuales y láser al ritmo del trabajo de The Chemical Brothers, quienes para muchos, se llevaron la corona del Corona Capital GDL, pues el espectáculo fue digno de cerrar la noche.

Sin embargo, los encargados de dar el final feliz en esta edición fueron Tame Impala, quienes “casualmente” retrasaron su actuación 35 minutos con la excusa de retraso en el montaje de su equipo, no obstante, su show gustó y dio conclusión a un gran festival, un festival tan grande que parece que tomó desprevenida de su magnitud a los empresarios y fanáticos tapatíos. Por lo pronto, ya tenemos confirmada una tercera edición para 2020. Aprende de tus errores CCGDL y aprende de tu papá en la Gran Capital y de tus tíos regios, te estaremos observando.

PH. OCESA

Leave a Response