fbpx
ConciertosReseñasReseñasZona Pop

Reseña: David Bisbal, el «Hijo del mar»… y del Auditorio Nacional

Ph Auditorio Nacional

google.com, pub-2323496160139663, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Y sí… el cantante español demostró el cariño que hay entre España y México se reforzó anoche durante la presentación de su «Hijos del Mar Tour» ante casi 10 mil personas, Ante más de 10 mil personas David Bisbal dejó en claro que México es un país que ama a la par que su natal España. Después de las 20:30 horas el Auditorio Nacional explotó en gritos cuando vestido completamente de blanco salió al escenario e interpretar los primeros temas «Mi norte es tu sur», seguido de «Antes que no» y «Esclavo de tus besos», como parte de su gira «Hijos del Mar Tour».

“Muy buenas noches mi gente de México. Qué maravilloso sueño estar aquí una vez más en el Auditorio Nacional, con tantos amigos, tantas amigas, tanta gente que ha venido de otros estados de México, de otros países» fueron las primeras palabras con las que rompió la barrera «artista – público».

Durante el recital, un espectador le dio la bandera de México mientras interpretaba «10,000 Maneras» a la cual se unió la de la «Madre Patria», al finalizar la canción, besó ambos lábaros. «Me encanta cuando se hermanan las banderas de México y España por siempre, para siempre», refirió.

El primer invitado de la noche fue Cristian Nodal, quien llegó acompañado de su mariachi luciendo un traje sangre negro para hacer mancuerna en el tema «Probablemente», que originalmente elaboraron a dueto, Paty Cantú fue la segunda invitada: «Gracias a ti por invitarme a cantar una canción tan emblemática y los invitados más importantes son ellos… Tus hermanos mexicanos», externó la mexicana y juntos hicieron sonar «Dígale».

 «Tú y yo», «Sin mirar atrás» y «Corazón latino» sonaron en la parte casi final del espectáculo para definitivamente cerrar la velada con  un popurrí  de los temas «Esclavo de tus besos», «Bulería» y «Ave María».

Leave a Response

Raul Soriano
'El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las putas advertidas y al Gobierno inquieto'