fbpx
ReseñasZona Pop

Velada retro con Matute

188views

A pesar del frío que se sentía a las afueras de la Arena Ciudad de México, la velada del pasado sábado del 27 de octubre se convirtió en una tremenda fiesta, pues la presentación de Matute hizo que todos los “adultos contemporáneos” que esperaban ansiosos a la agrupación, se desinhibieran y recordarán viejas glorias .

Originalmente programado para iniciar a las 21:00 horas, el concierto comenzó casi una hora después mientras el público impaciente miraba el centro del escenario la pantalla donde un reloj cronometrado en cuenta regresiva, nos marcaba los minutos y segundos para que Matute tomará el escenario.

Después de la espera, la agrupación salió al escenario y los gritos y aplausos no se hicieron esperar. La banda arrancó el recorrido con la canción “Bienvenidos” de Miguel Ríos y después de esta bienvenida los éxitos ochenteros no pararon de sonar. En las pantallas se proyectaban imágenes gigantes entre ellas una en particular: una grabadora gigante haciendo alusión a que ellos son la grabadora más grande de los 80´, por eso de las piezas que reinterpretan.

Entre canciones las sorpresas e invitados fueran varias. El desfile de invitados de gala comenzó con la vedette Lyn May ,quien durante en su participación bailó la canción «Mi cucu»,luciendo un cuerpo formidable. Durante todo el set de canciones las imágenes que se proyectaban eran muy ad-hoc para la ocasión,las imágenes que se proyectaban iban desde los muppets, Mario Bross y extractos de la famosa película Historia sin fin.

Caló fue otro de los mejores momentos de la noche y es que el grupo de rap interpretó su éxito de «Colegiala»; la fiesta que se vivía en el recinto parecía no agotarse y es que los temas de los glorioso 80´ llenaron de nostalgia y emotividad al público ahí reunido.

 

Cerca de las 23:15 Kabah interpretaba su ya clásico tema «La calle de las sirenas» y la sorpresa no solo fue esa, pues ambas agrupaciones anunciaron que para el 2019 habrá una colaboración. Desgraciadamente el final de la velada estaba cerca y como plato fuerte Napoleón y su canción «Vive» invitó a la reflexión , claro sin dejar a lado el baile.

Al finalizar el concierto las caras felices, despeinadas y sudadas eran el reflejo de una noche agradable con muchos recuerdos y emociones desbordantes, una velada que nos recordó lo grandioso de años atrás .

Leave a Response