fbpx
ConciertosFestivalesNacionalReseñasslider

Domination Fest, ¿Este fue el adiós de Kiss?

Mucho se habló previo a la primera edición del Domination Fest, que si las bandas eran buenas, que no había venta de boletos, que Kiss vendrá posteriormente, rumores y una evidente campaña de desprestigio en contra del festival orquestada en redes sociales, lo importante es que Ocesa volvió a demostrar porque son los reyes del entretenimiento en México, realizando un evento a la altura de todos sus festivales.

google.com, pub-2323496160139663, DIRECT, f08c47fec0942fa0

Este primer día de actividades se veía enmarcado por el esperado show “final” de Kiss, y lo pongo entre comillas porque para ser un último concierto en México este quedo cortó, pero ya llegaremos a esta parte posteriormente, vámonos por partes y hablemos de todo lo que tenia este festival.

Lo que no muchos toman en cuenta

Antes de entrar de lleno a lo musical, hablemos un poco de todo lo que había en el festival, una zona gamer, zona de comida gourmet, zona de tatuajes, venta de comics, discos, camisetas, todo lo necesario para que te gastaras tu quincena en un concierto. Además de esto hay que mencionar que la distribución de los escenarios era la ideal, no tenias que caminar tanto entre ellos y aunque estaban cerca el audio no se saturaba.

Otro punto destacado es el Cashless, si bien en un inicio tuvo problemas en festivales como Capital, poco a poco Ocesa ha mejorado en el uso de esta tecnología, colocando cada vez más puntos de recarga y también uno como espectador se va acostumbrado a la practicidad de este producto.

Ahora si pasemos a los puntos clave del festival.

Lo  Nuevo

Gracias a estos grandes eventos tenemos la oportunidad de descubrir bandas nuevas para nosotros, rechazar a algunas y terminar amando a otras y obviamente el Domination no fue la excepción, desde bandas sudamericanas hasta grandes artistas europeos.

Tal es el caso de BBS Paranoicos, quienes tocaron temprano ante muy poca gente pero sin importar que viéndolos no hubieran más de 100 personas, esta agrupación chilena desplego un show potente, lleno de riffs y punk rock, algunas de sus canciones más aceptadas por los presentes fueron “Sin Salida” y “La Rabia”.

Otra de las bandas que impresiono a más de uno fue Blackberry Smoke, una agrupación de Revival Rock con influencias muy marcadas de la década de los 60 y 70, pues su estilo musical nos recuerda a aquellas melodías que hicieran famosos a Creedence y a ZZ Top, un rock and roll con armonías y un ligero estilo sureño.

No podíamos cerrar esta primera parte son hacer un mención especial a Avatar, una banda originaria de Suecia que sabe muy bien como unir diversos tipos de metal y hacerlos sonar muy bien, pues canciones van desde el  Death Metal Melódico hasta el Power Metal, siempre sonando en armonía y muy natural, sin duda este banda fue la que más sorprendió durante la primera jornada y no sólo los sorprendidos fuimos las asistentes pues incluso Johannes Eckerstrom, líder de Avatar, se mostró muy sorprendido y agradeció el apoyo de la gente, diciendo en más de una ocasión  que no sabían porque habían tardado tanto en venir a México y prometiendo volver muy pronto.

Lo Triste

Más que una molestia esto es algo triste pues luego de tan solo 4 años, Vince Neil regreso a nuestro país, su última visita fue en 2015 como parte del tour mundial de despedida de Mötley Crüe y en aquella ocasión el frontman brilló por su potencia vocal y la producción que los organizadores en aquel momento pusieron a disposición.

Ahora en Domination obviamente todas las personas sabíamos que no sería nada parecido a lo acontecido aquella noche de septiembre de 2015, pero lo que nunca esperamos fue ver a un Vince Neil en decadencia total y no hablemos de su condición física, la cual sin duda también es lamentable, lo verdaderamente alarmante aquí es darnos cuenta de que quien fuera una de las mejores voces del Hair Metal, ya solamente es una caricatura de lo que fue, pues ninguna de las canciones (es importante mencionar que todo el set fue de Mötley) las cantó completas, se le iba la voz y los agudos no los alcanzaba.

Lo destacable de esta presentación fueron sus músicos que sin importar que su vocal no diera la talla ellos hicieron su mayor esfuerzo para hacer que las canciones no sonaran nada mal y fuera una digna interpretación de Crüe.

Lo Anecdótico

Limp Bizkit es una de esas bandas bandas que no es extraña para los mexicanos, pues a lo largo de su carrera han visitado México en repetidas ocasiones, tocando en cada una de sus presentaciones sus canciones memorables y que gracias a ellas los hicieron famosos en la década de los 90.

Lo anecdótico en esta ocasión fue ver el karaoke más grande en la historia del metal, ya que Fred Durst y compañía decidiendo poner en las pantallas las letras de todas las canciones, incluso de todos los covers que realizaron. No entremos en polémica del porque una banda que fue muy importante hace 20 años ahora mete la mitad del set con covers, porque esto no es algo nuevo y es algo que va a cambiar, tal vez el único reclamo que podríamos hacer aquí es ¿Por Qué no meter Behind Blue Eyes?.

Si tenias es el pendiente o la curiosidad de cuales fueron los covers que si tocaron, aquí te los dejo:

  • Thieves (Ministry)
  • Brain Stew (Green Day)
  • Heart- Shaped Box , Smells Like Teen Spirit (Nirvana)
  • Faith  (George Michael)

 

Aburridooooo

Seguramente en esta parte me gane algunos haters, pero se tiene que decir. Slash, eres famoso por lo que hiciste en GNRS y en Velvet Revolver, la gente pagar por verte tocar canciones de estas bandas y a nadie o a muy pocos le interesa tu trabajo como Solista.

Una vez que ya tiré todo mi veneno en el párrafo anterior continuo, pues como ya dije anteriormente, a Slash le valió y se aventó en prácticamente todo su set de canciones de sus discos en colaboración con Miles Kennedy y la única rola de las clásicas que interpretaron fue Night Train de Guns N´Roses.

Ya para el cierre de esta presentación la gente estaba más a la expectativa por el comienzo de Kiss y todo lo que traería consigo.

¿Adiós o hasta pronto?

Llegamos al platillo principal de la noche, Kiss y su aparente adiós definitivo a los mexicanos, pero para ser honestos aunque la banda dio un tremendo show, en la cuestión espectáculo este quedó muy por debajo de las expectativas y no son las expectativas de un fan, simplemente es lo que la banda nos ha demostrado que hacen en todas su presentaciones, en esta ocasión no tuvimos un escenario monstuoso con luces y pirotecnia, no tuvimos un Paul Stanley volando entre el publico.

Pasando al tema estrictamente musical no podemos decir mucho, luego de 46 años de carrera no hay mucho que reprochar ahora y que no se reprochara en su momento, como la ausencia de Ace Frehley o Peter Criss y que no se entiendas que Tommy Thayer y Eric Singer son malos, simplemente más de uno pensamos que si es el último tour deberías de traer de vuelta tu alineación original.

El set de la velada estuvo integrado por 20 canciones de distintas épocas de Kiss, obviamente no podían faltar esos clásicos memorables como Love Gun, Detroit Rock City, Lick It Up, Rock and Roll All Night y Shout It Out Loud.

Lo realmente grato fue poder escuchar Black Diamond y Beth, melodías que normalmente no incluyen en sus setlist.

Finalmente nos despedimos con la incógnita de si este fue el último o el penúltimo concierto de Kiss en nuestro país, a titulo personal yo puedo apostar a que en 2020  los de Nueva York regresarán a un venue grande de la capital y dirán adiós como se debe.

PH David Zuriaga

Leave a Response

Manuel Murillo
Especialista en Marketing Digital | Proyect Manager de LaCarteleraMx | +10 años cubriendo conciertos