fbpx
ConciertosReseñasslider

¡Viajamos al «Planeta Retro» con Matute!

87views

Este jueves, el grupo «ochentero» Matute se apoderó de la Arena Ciudad de México, con un show totalmente increíble.

Tras casi año y medio, Jorge D’Alessio, líder y fundador de esta banda, junto con Tana, Nacho, Pepe, El Oso e Irving quienes reviven el pop de esa década, como pocas bandas, tuvieron una velada llena de sorpresas, nostalgia y buena música.

La velada empezó poco después de las 21:30 horas, con temas como «Un nuevo amor», «Tu y yo somos uno mismo» , «Ni tu ni nadie», canciones con las que el público enloqueció y empezó a calentar la garganta para lo que venía.

Un show sin etiquetas

Jorge D’Alessio aprovechó la primera pausa del concierto, para presentar a Matute y con mucha emoción mencionar que :

  • «En este concierto las nuevas generaciones se encontraran con un show sin etiquetas, en donde todos vamos a pasar de Daniela Romo a Rigo Tovar; de Enanitos Verdes a Parchis; de Soda Stereo a Kiss»

Matute no se guardó nada para este concierto, fue un show lleno de luces, fuego y un sonido ochentero. Las canciones más coreadas y esperadas no se hicieron esperar como «El sirenito», «Mil horas» «El Noa Noa», donde nadie se quedó en su asiento, pues todos coreaban, cantaban y bailaban.

Las lágrimas no se hicieron esperar

En medio de gritos de «‘¡Te amamos Jorge!», el líder de la banda agradeció a los asistentes con lágrimas en sus ojos, ya que después de haber empezado hace 14 años en un bar al sur de la ciudad, hoy están tocando en una Arena Ciudad de México totalmente llena.

«The love is in the air»

Posteriormente, mencionaron a un fan, el cual apareció en las pantallas y entre el público le pidió matrimonio a su novia. Este acto, le dio a la velada, ese toque mágico, emotivo que junto con Matute, nos hizo decirle adiós a «La Maldita Primavera» y a esa pandemia que nos dejó sin poder disfrutar muchas cosas, así como poder decirle «Mírame, estoy vivo y voy a disfrutar todo de ahora en adelante y poder gritar «A quien le importa».

Sin descansar

El público no se cansaba y  pedía más y más. Matute salió dos veces más a complacer a la fanaticada con Jorge diciendo:

Y posteriormente tocar temas como «Persiana Americana», que nos hizo estremecer, cantar y bailar.

Fueron 3 horas de música y baile, de disfrutar y de cantar, de grandes sorpresas e invitados, y así fue como Matute cumplió las expectativas y a cada asistente lo hicieron volver a recordar aquella época de los 80’s.

 

Leave a Response