fbpx
ConciertosReseñasslider

La épica noche de The Offspring en el Pepsi Center

93views

Luego de presentarse con Blink 182 en el Palacio de los Deportes tuvieron que pasar 20 años para que The Offspring volvieran a la Ciudad de México, en el marco de lo que sería una de las noches más épicas en la historia del Pepsi Center.

Su show aunque fue prácticamente igual al del Tecate Comuna, no pudo ser mejor, ya que incluyó cada uno de los hits que lo fans tanto habían esperando escuchar.

PH: Jorge Garaiz

La velada comenzó al ritmo de Americana, canción que rápidamente puso brincar y a cantar a todos los presentes, luego siguientes All I Want y Come Out and Play.

Al final esta última melodía Dexter Holand, vocalista de la banda, tomo el micrófono y agradeció a todos los presentes, mencionando que tuvieron que pasar 20 años para volver a reencontrar y con la promesa de volver muy pronto.

La noche continuó con I Wont Get Better, el nuevo sencillo de la banda que será incluido en el nuevo álbum de la banda, mismo que el mismo Kevin “Noodles” Wasserman, confirmo que saldría a la venta a finales de este año.
PH: Jorge Garaiz

La nostalgia no podia parar y por eso la legendaria banda nos complació con Want You Bad, Mota, Original Prankster e incluso hasta Whole Lotta Rosie de AC/DC.

«Ciudad de México, sólo queremos agradecerles por estar aquí, es increíble la experiencia que hemos vivido en este par de días, debemos confesarles que nunca habíamos comido tan bien» comentó Dexter Holland.

La banda tambien se dio el tiempo de bromear entre sus integrantes y en un momento del show Dexter hizo que Noodles dijera unas palabras en español, «Soy el más chingon» y «Dame tequila» fueron algunas de ellas, aunque Noodles necesitó un poco de ayuda porque no sabia lo que estaba diciendo.

La última parte del concierto fue el vendaval de canciones y recuerdos, donde por obvias razones no podían faltar himnos como Gotta Get Away, Why Don You Get a Job?, Pretty Fly y Go Far Kid.
PH: Jorge Garaiz

Luego de esta última canción, las luces del escenario se apagaron y ante la rechifla de la gente que no se movía, los californianos decidieron volver una vez más a escena para cerrar la velada al ritmo de Self Esteem.

Así vivimos el corto pero contundente show de The Offspring en el Pepsi Center de la Ciudad de México, esperamos que la banda cumpla si promesa y no tengamos que esperar otros 20 años para verlos.

PH: Jorge Garaiz

Leave a Response