fbpx
ConciertosReseñas

Reseña: The Farewell Tour marca la despedida de HIM en México.

111views

Por: Lisset Domínguez

Ph Rafael Aroche

Halloween es el día del año donde puedes vestir como te plazca sin recibir miradas extrañadas al respecto. Vestir de negro, con gabardina, medias de rayas, blusas de encaje con un toque muy medieval o con un outfit completamente de terciopelo. Esas prendas que usas todo el año se vuelven socialmente aceptables.

Los fanáticos del grupo finlandés se dieron cita en el Pepsi Center del WTC con sus atuendos extravagantes, seguramente sus atuendos de todos los días. Honestamente no llegué a tiempo y no vi la banda del hermano de Bam Margera. Un producto de mercadotecnia que ronda desde los años 00’s muy apegados a la banda gracias a la amistad del ex skater con Ville Valo.

 

 

Al llegar ya se sentía una presencia muy armónica en el lugar. Abajo de la apariencia gótica de todos los asistentes se intercambiaban palabras de afecto hacia el grupo y miradas nerviosas, sonrisas impacientes que contrastaban con sus ojos llorosos. 15 minutos pasadas las 9 comenzó el show.

Al salir el grupo a escena os gritos del público llegaron al máximo cuando vieron a Lynde seguido de Valo entonando la ya clásica canción de apertura de sus conciertos: «Buried Alive by Love.» A pesar de no tener una melodía tan pesada para ser descritos como metal per se, la multitud comenzo a mover la cabeza incesante y brincar para acercarse cada vez más a sus ídolos.

 Recorrieron todos sus discos. Desde sus inicios con «Your sweet six six six» de su primer álbum, pasando por «Right here in my arms» del segundo hasta «Killing Loneliness», una de las más coreadas, llegando a «Tears on Tape» de su octavo y último álbum.

El rango de edad del público era tan variado que sentía como ya no entraba exactamente en el rango de fanáticos «jóvenes» como en ocasiones anteriores, a pesar de solo haber pasado tres años desde que los vi en vivo por primera vez, cuando estás en los 20’s es común cambiar de clasificación «chavo» a «chavoruco» en un fugaz momento.

 Mi yo adolescente se sintió traicionada al escuchar un disco tan suave y con baladas melodramáticas como lo fue «Dark Light». Este álbum marcó una separación emocional con la banda. Tomando en cuenta que idolatraba los 4 discos anteriores. Sin embargo al escucharla en vivo movió esa fibra de mi melómana de 15 años interior.

 «Rip out the wings of a butterfly» fue recibida con euforia, «de las viejitas» «de las buenas» se escuchaba entre el público en cuanto recuerdo para mi fue la etapa en que HIM cambio su ritmo musical. Tocaron «Soul of fire» entre cabeceos de los veinteañeros y miradas de asombro de los menores. Si hubo una epoca en que HIM era un poco más «Metal» que «Love».

 Volvió y continuó interactuando, es notorio como adoran los recintos pequeños y sienten la calidez de los espectadores, a comparación de. por ejemplo. su fría presentación en el Knotfest 2015. Valo con su poca interacción comenzó a calentarse con el público e intercambiar palabras entre cortadas y risas emocionada permitiendo que el público completará las canciones con él, como «Funeral of Hearts» y feliz de ver la respuesta y sentir la energía de sus fanáticos.

«Maybe I’ll se you again» comentó al terminar el encore y dejar el escenario por unos minutos dejando en suspenso a los asistentes. El concierto terminó con energía llenando las expectativas de los fanáticos al tener su último encuentro en vivo con la banda.

 Regresaron con mi favorita personal del álbum «Deep Shadows and Brilliant Highlights»: «Pretending», seguida de la poco tocada en vivo: «Razorblade Kiss» y terminando con el cover de «Rebel Yell» en cual obviamente no fue tan coreado como su cover de «Wicked Game» incluso Valo mencionó «Everyone knows this one…» Y reiteró después de ver al público: «or maybe no, but fuck it».

 Se agradeció el hecho de que cerrara con una joya que pocas o nulas veces tocan en sus presentaciones y no con la trillada «When love & Death Embrace».

Leave a Response