fbpx
ConciertosReseñas

Indio Catrina con más música que nunca.

116views

El Festival más importante hasta el momento de la ciudad de Puebla; Indio Catrina, pasó tan rápido como pocos se lo imaginaban.

Era impresionante que un festival con un venue tan “chiquito”  tuviera varios camiones afuera con gente de todas partes del país esperando a ser testigos de lo que el Parque Pirámide de Cholula estaba a punto de exhibir.

De entrada sabíamos que la combinación de géneros sería tan random como el mismo Line Up y bastó con tener a bandas internacionales como Weezer y Die Antwoord en un escenario tan cercano a Chicano Batman y Mi Banda el Mexicano para darnos cuenta.

Los clásicos del rock no quisieron quedarse afuera y a pesar de le brecha pequeña que abrió Sabino en el “sab-hop”, Maná y Café Tacvba pisaron fuerte como lo grande que ya es su trayectoria en México y el resto del mundo.

Luego de despertar el pasado 8 de diciembre con la noticia de que una banda había cancelado su presentación, los ánimos al medio día ya estaban decaídos, por lo que la chamba de Sabino, Lng/SHT, The Marias y Vicente Cifuentes era grande para re animar a los cientos de mexicanos que iban llegando al recinto esperado.

Las peleas por los vasos conmemorativos eran tan cañonas como el diseño de ellos, al parecer creyeron que hacer pocas ediciones era una buena idea y si no te ponías vivo, te quedabas con las ganas de uno de ellos.

Terminando cada presentación era agradable escuchar que ya había empezado otro show en el escenario cercano, pues a pesar de NUNCA empalmarse los sonidos, te deja un buen sabor de boca no escuchar el silencio en ninguna parte del lugar.

Technicolor Fabrics, Chicano Batman y Reyno defendían el rock joven mientras Chetes llenaba de nostalgia el escenario con clásicos de Zurdok y un par más del proyecto de solista como “Completamente”, “Querer” y “Efecto Dominó”

El momento “tenso” para los verdaderos fans de Porter y Juan Son se acercaba pues a pesar de estar en diferentes escenarios, una banda terminaba en cuanto empezaba el otro, como si en un sueño guajiro se tratara del mismo show y simplemente Porter fueron los teloneros de Juan Son pues además de cantar canciones propias, también le metía sabor con rolas de su antiguo Porter sin repetir ninguna.

Como en todo festival “primerizo”, los retrasos empezaron y a pesar de que Babasónicos comenzó media hora tarde, en el resto de escenarios todo siguió muy bien su paso mientras nos deleitaban con canciones viejas y nuevas desde “Putita” hasta “La pregunta”.

La alineación original de Fobia pisando tierras poblanas era algo que emocionaba a más de uno y con un recorrido rápido de todos sus álbumes pudimos cantar “Vivo”, “No eres yo”, “El diablo” y hasta “Hoy tengo miedo”.

    

En ese mismo escenario empezó el movimiento rockero/nerd cuando Weezer salió frente a cientos de fans que se mostraban muy MUY emocionados de ver al seguidor de hueso colorado de los Tiburones de Veracruz, luego nos deleitaron con “Island in the Sun” , “Hash Pipe” y algunos covers como  A-ha y la memorable «Africa» de Toto.

                                                              

El festival seguía su curso y otro momento esperado por MUCHOS (aunque digan que no) era ver a Maná, bastaba con que sonaran los primeros acordes de CUALQUIER canción para dejarnos ver tu lado de puberto rockerón mezclado con los gustos de tu mamá. “Mariposa traicionera”, “Labios Compartidos” y “Bendita tu luz” fueron parte de su setlist antes de deschongarnos todos con “Me vale”.

Jumbo es una banda que si te dices fan del rock ya la has visto por lo menos una vez en tu vida así que quisieron inyectarlo un poco de variedad invitando a Jay de la Cueva y Adan Jodorowsky con sus rolas en  unplugged.

En el mismo escenario que tuvimos a Fobia, regresamos a descolorarnos con la presencia de Yolandi y Ninja, los reyes del electro-rap sudafricano, Die Antwoord. La mezcla de beats y letras que te vuelan los sesos fueron pieza clave para ser uno de los shows mejores hecho en todo el festival.

El final lo dejaron con dos bandas tan diferentes como “saladoras”, bastaba con ver el lleno que tenía Mi Banda el Mexicano en su escenario y todas las bocas que entre dientes cantaban «La bota», «Ramito de violetas» y «No bailes de caballito» además de Mago de Oz con cientos de ex-morritos dolidos que cantaban cada una de sus rolas.

       

Entre el frío y las ganas de seguir rociando se fue desalojando este Parque que albergó a cientos de rockeros amantes de la música con un gran sabor de boca y mucha sed de una edición más el próximo año. ¿A ti a quién te gustaría ver?

Leave a Response

Cosmo
En mi otra vida hablaba sin tartamudear, si crecí y me casé con Travis Barker.. en esta no. Todos me dicen Cosmo y soy copywriter 🤘🏻