fbpx
ConciertosReseñasslider

Idles ‘destruyó’ la Ciudad de México

365views

La Ciudad de México está retomando poco a poco, ese caos que se veía antes de la pandemia, por lo que es obvio que entre semana, regresaran nuestros amados conciertos.

La noche de este miércoles le tocó a la poderosa banda de Bristol, Reino Unido, saldar por fin esas deudas pendientes con el público de México, y es que la historia de Iles y nuestro país, era de estar moviendo o hasta cancelar shows por el COVID… ¡Pero todo esto se borró anoche!.

El Pabellón Oeste inició desde las 20:00 horas, una larga fila para entrar dándole la vuelta a la cuadra, desde la  puerta 5 hasta la 4 del Palacio de los Deportes donde los fans querían agarrar buen lugar.

Antes del plato fuerte, ‘Las Margaritas Podridas’ prendieron el escenario con ‘Shoegaze’ y mucho grunge dando cátedra de lo bien que está trabajando esta banda, dejando un buen sabor de boca a los asistentes, y demostrando que el norte del pais está dando bandas increíbles. Media hora que nos hizo empezar a calentar la pista para el mosh.

Pasada las 9 de la noche, se silenció todo y el bajo de Colossus empezó a levantarse. Con el público hizo temblar al Pabellón, como si la tierra, al ritmo del bajo se comenzara abrir la locura de la banda y el público se sentía en unión.

Las primeras palabras de Joe Talbot fue un ‘Hola’ para que la gente le regresara el saludo con gritos, llegó un momento del show donde todas las partes del lugar se volvieron un mosh gigante, mientras la gente cantaba, gritaba, sacudía la cabeza como si no hubiera mañana.

Un set de 24 canciones desde ‘Mr.Motivator’, ‘Crawl!’, ‘When the Lights Come On’ y más donde la gente no paró ni un momento de gritar y elogiar a la banda.

Para el final, Danny Nedelko coreada por todo el lugar, bailada y hasta lágrimas. Llegamos a ver un cierre, demostrando que buen músico y proyecto son, y que necesitábamos esa energía que Joe tiene al tocar la batería, y también las guitarras, dando mas distorsión para que hasta el último riff fuera aplaudido.

Idles demostró su poder, su energía, y demostró por qué tantos ansiaban ver su acto en vivo una ejecución, una energia que  pocas bandas todavía lo demuestran y podrán ser tantos géneros, pero esto es punk, esto es rebeldia y una fusión de energia que la banda en conjunto muestra.

Esperemos pronto el regreso de la banda, porque shows de este calibre pocas veces se disfruta.

 

 

 

Leave a Response

Daniel Membrila
El punk rock arruino mi vida.